Twitter Facebook Youtube Skype TikTok

EN POSICIÓN DE ANOTAR

14-agosto-20. Monclova, Coahuila.

EN POSICIÓN DE ANOTAR.
Lenin Orduño Angüis.

“Todos piensan que el mejor momento de mi carrera fue cuando gané en una Serie Mundial, o cuando lancé en un Juego de Estrellas, o cuando tiré un sin hit ni carrera, pero quiero decirles que están equivocados; mi mejor momento fue el día que me subieron a Grandes Ligas”. ¿Quién lo dijo? Respuesta al final de la columna.

Era el 9 de abril de 1981, por fin llegó el día de la inauguración de esa temporada y uno de los choques más esperados era el de Astros visitando a los Dodgers en Los Ángeles, todo era algarabía y los boletos se habían agotado desde días antes; pero había un problema para los locales, el estelar pitcher abridor programado para esa jornada, Jerry Reuss, tuvo una molestia en la pantorilla y no iba a poder trabajar, se encendieron los focos de alarma para el manager Tom Lasorda que tuvo que aplicar un plan de emergencia, más de 50 mil personas iban a estar en la tribuna y si a cualquier veterano le pueden temblar las piernas en una situación así, imagínese lo que puede pasar con un novato.

El segundo abridor de la rotación no estaba listo, así que las posibilidades se limitaban, Lasorda no hablaba español, el joven no hablaba inglés, así que con la ayuda del traductor se le acercó y le dijo: “Vas a abrir hoy, mejor dicho, abres ahorita, ¿estás listo?”. Un rotundo “Sí señor” fue la respuesta.

Con decepción, algunos fans se enteraban ya en el estadio que no iba a pitchear Reuss, las dudas eran evidentes entre los conocedores. Play ball, por los Dodgers un regordete y desconocido muchacho de 20 años estaba saltando a la loma, ¿y este quién es? Fue la natural pregunta de varios.

Primer inning: primer cero colgado con dos rodados y un elevado al izquierdo. Segunda entrada: tras dos outs y corredor en tercera, fly al cuadro de Luis Pujols y caía el segundo cero. Tercer episodio: después de una base por bolas, rodado para doble play y otro roletazo a segunda, tres ceros en el score, el público empezaba a preguntarse por el nombre del lanzador. Cuarta entrada: Ponche al primer bateador, línea a primera y fly a la segunda base, 4 ceros y contando. Quinto rollo: misma historia, cuatro bateadores y un cero más. Sexta, séptima y octava sin problemas; a tres outs de la blanqueada y el juego completo. Los Dodgers ganando 2-0 en la novena, dos outs, corredor en primera, a batear la carrera del empate en el bate de Dave Roberts ¡y pooooonche! El Dodger Stadium rendido a los pies de un mexicano, ese día nació la ‘Fernandomanía’.

Fernando Valenzuela Anguamea ligó 8 aperturas tirando los 9 innings, tras esas primeras 8 salidas el zurdo de Etchohuaquila, una población indígena en el sur de Sonora, tenía récord de 8-0 con 0.50 de efectividad, el país estaba paralizado y no se hablaba de otra cosa en la agenda nacional. Simplemente no ha habido otro desde entonces.

Fernando ayudó a los Dodgers a ganar esa Serie Mundial coronando un año en el que fue Cy Young y Novato del Año por la Liga Nacional. En las votaciones por el premio al mejor pitcher de la Liga le ganó a Tom Seaver, Steve Carlton y Nolan Ryan mientras que en las del mejor novato dejó en segundo lugar al jardinero Tim Raines.

SABIAS QUÉ…
Acereros de Monclova tiene 8 temporadas consecutivas calificando a play offs, es el equipo con mejor racha de toda la Liga al respecto, la última vez que Monclova no pasó a post temporada fue en 2012, cuando por la Zona Norte pelearon el título los Sultanes, Rieleros, Saraperos y Diablos. La buena racha para la Furia Azul inició en 2013 cuando se perdió el juego de eliminación directa frente a Diablos Rojos, aunque fue un solo partido oficialmente se considera como play off, desde entonces Acereros ha calificado siempre, mientras el resto de equipos de la Liga ha sido eliminado al menos una vez en temporada regular.

RESPUESTA. Fernando Valenzuela lo comentó en una entrevista en Hermosillo, Sonora; explicaba las diferencias entre el momento que más recuerda la gente en la carrera de un deportista y el que más recuerda el propio deportista; señalando que el momento más bonito para cualquier pelotero es cuando lo llaman al mejor béisbol del mundo. Valenzuela es el pitcher mexicano con más juegos ganados y más ponches en la historia de las Grandes Ligas. Actualmente es analista en las transmisiones de radio en esppañol para Dodgers de Los Ángeles y propietario de los Tigres de Quintana Roo en LMB.

Recibo sus comentarios con gusto en lorduno@acereros.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *